El 25 de noviembre ha sido designado Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer por la Asamblea General de la ONU, una resolución aprobada por 60 gobiernos.  La violencia contra las mujeres y las niñas implica cualquier comportamiento que se use para obtener o conservar el poder y control sobre ellas. Te animamos a reconocer las señales de maltrato de violencia contra la mujer para prevenir que esta situación afecte tu vida o la de alguien querido.

La violencia contra las mujeres y las niñas implica cualquier acto físico, sexual, emocional, económico y psicológico puede ser una forma de violencia contra la mujer, si la afecta negativamente en alguna de las esferas de su vida. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, en todo el mundo, casi un tercio (27%) de las mujeres de 15 a 49 años que han estado en una relación informan haber sufrido algún tipo de violencia física y /o sexual por su pareja. De esta forma, la violencia contra la mujer se ha convertido en un grave problema de salud pública y una violación a los derechos humanos de las mujeres.

¿Qué tipos de violencia pueden afectar a mujeres y niñas?

Violencia económica

Al mantener el control total de los recursos financieros, la mujer se convierte en una persona dependiente económicamente de otra persona. Esto pasa por impedirle el acceso al dinero , prohibirle trabajar o educarse para ejercer un oficio.

Violencia psicológica

Se basa en infundir miedo a través de las amenazas o la intimidación. El perpetrador advierte a la mujer con causar daño físico a su persona o seres queridos si no realiza determinadas acciones, o bien la fuerza a aislarse de sus amigos, familia, compañeros de estudio y trabajo.

Violencia emocional

Implica socavar la confianza de la mujer en sí misma y atentar contra su autoestima, mediante la crítica constante, su infravaloración, el uso de insultos o de improperios verbales.

Violencia física

Causar daño físico a través de los golpes, patadas, pellizcos, empujones, tirones de pelo, entre otras muchas formas de violencia corporal, es considerado violencia física. También puede incluir la obligación de consumir alcohol o drogas, la negación de atención médica o daños a la propiedad privada.

Violencia sexual

Conlleva específicamente el hecho de que la mujer sea obligada a tener relaciones sexuales sin su consentimiento expreso.

Violencia en línea o digital

Hoy por hoy, con la presencia de móviles y redes sociales, la violencia también hace presencia en línea o por la vía digital contra las mujeres. Implica el uso de tecnología de la información para grabar o enviar imágenes o vídeos del acto de violencia cometido contra la mujer o perpetrarlo a través de su propia utilización. De esta forma, este tipo de violencia puede incluir ciberacoso o envío de mensajes intimidatorios o amenazantes, sexteo o sexting, envío de mensajes o fotos de contenido explícito sin contar con la autorización de la persona destinataria y doxing, la publicación de información privada o identificativa sobre la víctima.

Reconocer las señales de maltrato de violencia contra la mujer

Identificar a tiempo las señales de maltrato podría ser una forma de prevenir que la situación de violencia contra la mujer se agrave. Podrías ayudar a tus amigas y compañeras de trabajo y estudios si compartes esta información con ellas en caso de que lo creas necesario:

  • Recibe mensajes de acoso por parte de su pareja, ya sean mensajes de texto o llamadas constantes cuando no están juntos. La víctima soporta humillaciones o insultos.
  • Parece tener miedo de su pareja. Siempre pide permiso para hacer cosas. Depende constantemente de la decisión de su pareja.
  • Evita las ocasiones de socializar, especialmente con el sexo opuesto. No frecuenta a su familia o amigos como antes.
  • Explica o inventar excusas para justificar el comportamiento de su pareja.
  • Tiene acceso limitado a los recursos económicos y depende de su pareja. No cuenta con cuentas bancarias personales, créditos o tarjetas de débito. Le son controlados todos los gastos que hace.
  • Muestra recientemente cambios en su personalidad, conducta y apariencia física. Se muestra deprimida, ansiosa o con tendencias suicidas. Rehúye el contacto físico y visual. Pierde su interés en aficiones, actividades o ejercicio físico. Consume alcohol o sustancias ilegales. Muestra desórdenes alimenticios y del sueño.

¿Qué hacer ante un caso de violencia contra la mujer?

  • Solicita ayuda

Teléfono nacional de atención a la violencia de género: 016.

Teléfono para personas con discapacidad auditiva y/o del habla: 900 116 016.

Las llamadas que lo requieran serán directamente derivadas al teléfono de emergencias 112.

Infórmate sobre recursos y derechos de las víctimas de violencia de género en la Web sobre violencia de género del Ministerio de Igualdad.

  • Si presentas lesiones

Dirígete directamente al consultorio médico, centro de salud o al servicio de urgencias de los hospitales. Solicita copia del informe médico o del parte de asistencia.

  • Si has sufrido agresión sexual

Solicita también revisión específica e informe de ello. Asesórate por si existiese riesgo de embarazo y/o enfermedad de transmisión sexual.

  • Denuncia los hechos 

Facilita todos los datos posibles e informes en el cuartel de la Guardia Civil, Policía local, comisaría de Policía o Juzgado de guardia. Sin ocultar ni omitir detalles. Solicita una copia de la denuncia.

  • Solicita protección y el alejamiento del agresor en el juzgado correspondiente (Orden de Protección), que podrá ser acordada por el/la juez/a.
  • Si sigues en casa,

Toma acciones en lo que tengas oportunidad: cambio de cerradura, de teléfono, denunciar el acoso por parte del agresor. Si te has trasladado a casa de familiares o amigos, o algún centro de acogida, o vives en una residencia universitaria no facilites tu dirección ni confíes en los intentos de reconciliación del agresor. Informa al centro, a tus familiares y amigos si el agresor quiere retomar el contacto contigo.

  • Si corres peligro, 

Abandona el domicilio sin que te suponga pérdida de derechos, al solicitar en un plazo de 30 días medidas provisionales o demanda de separación en el juzgado.

  • Si no puedes regresar a tu domicilio y no tienes a dónde ir

Acude a la Policía o Guardia Civil. Ellos te acompañarán a recoger tus objetos personales y te informarán sobre los recursos de acogida disponibles para ti.

  • No olvides llevar contigo al salir de casa: 

DNI, pasaporte, libro de familia, tarjeta de asistencia sanitaria, tu nómina y la de la persona con la que convivas, declaración de la renta, documentación bancaria y tarjetas de crédito, dinero, llaves, informes médicos, ropa, medicamentos, certificados educativos tuyos y/o de tus hijos e hijas, agenda de direcciones, escrituras de la propiedad y permiso de conducir.

 Más enlaces de interés:

Servicio integral de atención y acogida a víctimas de violencia de género

Centros provinciales del Instituto Andaluz de la Mujer.

Centros municipales del Instituto Andaluz de la Mujer.

Si no deseas recibir las respuestas a través de tu correo electrónico puedes formular tu consulta jurídica al teléfono del Instituto Andaluz de la Mujer 900 200 999

Más información