¿Dormir bien para aprender más y mejor?

¿Dormir bien para aprender más y mejor? Seguramente es algo que has escuchado hasta el cansancio. Dormir es más que necesario para un mayor rendimiento en nuestras actividades. Una investigación alemana determinó que el cerebro emplea justamente las horas de sueño para organizar la información que recibe durante el día. Como podrás imaginar, este descubrimiento es clave, sobre todo para quienes son estudiantes.

Dormir es una de las funciones vitales de nuestro organismo. Permite que recarguemos energías y regeneremos nuestras células. Durante este período de aparente inactividad, asimilamos lo que aprendemos y el cerebro lleva a cabo sus procesos más importantes.

De ahí que se aconseje a los estudiantes dormir tras su jornada de estudio. Al parecer, el sueño genera mayores conexiones neuronales. Por eso se le conoce como sueño reparador. Ya lo hablábamos en el post 7 consejos para disfrutar de Semana Santa sin dejar de estudiar dormir y descansar aumenta tu capacidad de concentración y tu rendimiento al estudiar.

¿Dormir bien para aprender más y mejor?

Está claro. Dormir facilita la recordación y la asimilación de los conocimientos que estudiamos. Pero si tenemos que quedarnos hasta las tantas memorizando y leyendo apuntes y resúmenes, parece que será misión imposible.

Se necesitan entre 7 y 9 horas de sueño para descansar bien y tener buen rendimiento intelectual pero las necesidades de un joven estudiante pudieran exigirle entre 8 y 10 horas.

Te dejamos por ello algunas recomendaciones que puedes poner en práctica para descansar en tiempo de estudio:

  1. Estudia durante las primeras horas del día.

    Mejor si empiezas a estudiar al levantarte, luego de haber disfrutado de un merecido descanso en la comodidad de un buen colchón. Tras estudiar puedes realizar una siesta que también te ayudará.

  2. Si el tiempo que dispones para estudiar es al final del día

    Procura alimentarte de forma balanceada y no ingerir grandes cantidades. Una buena ducha antes de entregarte a los estudios también puede facilitar las cosas. Pero lo fundamental es que organices el tiempo que le dedicarás al estudio y a dormir, empleando un tiempo prudencial.

  3. Aprovecha tu tiempo de estudios sin distracciones

    Una alternativa es estudiar en la biblioteca de tu residencia para concentrarte más y mejor. En la Residencia universitaria Sagrado Corazón de Sevilla dispones de salas de estudio, sala para trabajos en grupos con personas ajenas a la residencia, salas de estudio con frigorífico, y una amplia biblioteca con instalaciones pensadas en el estudio, que cuentan con Internet de fibra de alta velocidad con wifi de última generación. Conoce con más detalles cómo son las instalaciones de la Residencia universitaria Sagrado Corazón de Sevilla.

  4. Determina un horario fijo para dormir todos los días

    Incluso los fines de semana en época de estudio. Esto ayudará a que tu cuerpo se acostumbre a descansar y evitarás trasnocharte estudiando.

  5. Antes de dormir, haz las mismas actividades

    Mejor si son agradables y relajantes. Además de una ducha, tomar una taza de té o leer tu novela favorita pueden ayudarte a desconectar.

  6. Evita ver televisión o usar tu ordenador

    Para ver series o películas antes de dormir. Tampoco es buena idea navegar en internet, jugar videojuegos o revisar las redes sociales. El cerebro tiende a sobreexcitarse con estas actividades.

  7. Decora tu dormitorio adecuadamente

    Con imágenes asociadas a la serenidad y la relajación.

  8. Controla las condiciones ambientales de tu habitación

    Evita los ruidos, mantén la temperatura adecuada, así como controla la iluminación.

En la Residencia universitaria Sagrado Corazón de Sevilla sabemos la importancia de descansar en una buena habitación en condiciones y con todas las comodidades, por eso nos esmeramos por ofrecer el mejor espacio y los mejores servicios. Conoce más sobre nosotros en www.sagradoc.es