Viste la oportunidad laboral de tus sueños, enviaste tu documentación y ahora te han llamado para una entrevista personal. Te invitamos a quedarte para conocer algunos consejos que te ayudarán en este momento tan esperado por ti… ¡Descubre cómo triunfar en tu primera entrevista de trabajo!

Estudiar previamente la vacante y la empresa

Para causar una buena impresión, es fundamental que sepas muy bien qué tipo de vacante o plaza se está ofertando, quién es la empresa, a qué se dedica y dónde opera. También es conveniente conocer si se trata de una empresa nacional o multinacional. Revisa su página web y redes sociales. Conocer la reputación de la organización te permitirá descubrir si el área de especialización que ofrece está alineada con tus propósitos personales.

Ofrecer claridad a la hora de dar información

Es posible que en algún momento el entrevistador te pida que hables sobre ti. La idea aquí no es repetir todo lo que está en tu hoja curricular. Muestra quién eres de una manera ligera y directa. Por ejemplo, comienza por mencionar cuál es tu nombre, tu edad y dónde vives. Si eres estudiante universitario, comenta a cuál universidad perteneces, tu carrera y años cursados.

Recuerda que el hecho de que se trate de tu primer trabajo no significa que no tengas experiencia. Puedes hablar sobre pasantías, trabajo voluntario o proyectos personales que hayas realizado en tu época estudiantil. Si quieres conocer la importancia de vivir el voluntariado como preparación para el mundo laboral te animamos a leer nuestro artículo El voluntariado es esencial para el cambio social.   

Ensayar previamente

Practicar previamente las preguntas probables que pueden hacerte durante la entrevista te hará sentir más seguridad y tranquilidad a la hora de responderlas. Mientras más serena te encuentres más fluida y natural será tu estilo de respuesta. Puedes incluso grabarte mientras entrenas. De esa manera, puedes observarte y tener una mejor idea de tu rendimiento.

Respirar profundo

Es necesario mantener cierto equilibrio durante la entrevista para no estar ni demasiado ansioso ni tan relajado como para transmitir apatía.  Una recomendación muy sencilla es respirar suave y hondo. La idea es respirar profundo, pero con cierta discreción. Respirar te centra, ya que regula el funcionamiento del hipocampo cerebral, responsable de la memoria y las emociones.

Enfatizar tus fortalezas

Esto se trata de intentar enfocarte en los puntos que más dominas, destacando tus habilidades y destrezas. Si se presentase alguna pregunta delicada sobre algún área que no está dentro de tus fortalezas, no entres en pánico. Simplemente muestra disposición a realizar mejoras y continua tu capacitación mientras estudias. Trata de referirte a tu trayectoria profesional como un proceso de aprendizaje constante.

Mostrar entusiasmo

Consiste en transmitir pasión por realizar la actividad de forma genuina. Hazle ver a esa persona que te entusiasma lo que haces y que estás interesado en ese puesto y en la empresa. Hacer algunas preguntas puede demostrar interés a tu interlocutor. Además, no olvides escuchar atentamente con un buen contacto visual y una postura y lenguaje corporal apropiado.

Ser auténtico

Esto significa evitar mentir o exagerar sobre ti o sobre algunos aspectos profesionales durante la interacción con el entrevistador. Una mentira o dato falso develado no solo significaría la pérdida del puesto que te están ofreciendo. También puedes pasar por un momento incómodo para todos a la hora de que te pillen. Sé tú misma y siéntete tranquila. Tienes muchas cualidades reales para ofrecer.

Mantener una actitud cordial

Bien sea en una entrevista virtual o presencial, sonreír y usar un lenguaje amable forma parte de ser una persona cordial. Esto es beneficioso durante la conversación ya que muestras tu disposición a las buenas relaciones interpersonales, a la empatía con los demás y a la cooperación con el entorno. Recuerda que la colaboración y la empatía son imprescindibles para estudiar y trabajar con éxito.

Realzar tu experiencia académica

Si es tu primera búsqueda de trabajo, el reclutador de recursos humanos ya habrá leído tu currículum para el momento de la entrevista. Sabrá que no tienes experiencia laboral. Enfócate en las habilidades académicas que hayas acumulado durante toda tu trayectoria académica.  Incluye los congresos, seminarios, cursos de idiomas, cursos de educación continua a los que has asistido o en los que has participado.. Te recomendamos echar un vistazo a nuestras recomendaciones sobre algunos cursos que es conveniente que realices antes de finalizar la universidad.

Planificarse con anticipación

Es recomendable que antes del gran día ya planifiques cómo vas a llegar al lugar de la entrevista, qué ruta tomarás para llegar a tiempo. Considera salir de casa con suficiente antelación para prever cualquier contratiempo durante el camino. Recuerda que la puntualidad es imprescindible en este tipo de encuentros. Puedes dejar listo la noche anterior el material que vas a llevar y la ropa que usaras para el día siguiente, sin olvidar ningún detalle.

Usar una vestimenta apropiada

La entrevista de trabajo es decisiva para el proceso de selección. Por lo tanto, un simple detalle en tu apariencia o atuendo puede marcar la diferencia. Intenta averiguar posibles códigos de vestimenta que usa la empresa. Si no conoces el código de vestimenta de la empresa, una buena opción es vestirse como si fueras para una reunión importante.

Asegurar un buen descanso 

No subestimes el poder de una buena noche de sueño. Cena ligero y sano la noche anterior y duerme temprano. Asegúrate de dormir preferiblemente 8 horas. Evita beber demasiado líquido antes de acostarte para no despertarte durante la madrugada. No olvides colocar una alarma para despertarte y otra con algún otro dispositivo por si acaso la primera falla. ¡Persona precavida vale por dos!

Actualizar tu currículum y portafolio

Es importante que tanto tu currículo como portafolio estén actualizados. Destaca los  proyectos y colaboraciones que puedan ser de interés. Piensa en el portafolio como la prueba más convincente de tus habilidades profesionales, especialmente si se trata de tu primera búsqueda laboral. Te damos más pistas sobre cómo puedes crear tu primer curriculum sin experiencia en este enlace.

Revisar tus redes sociales

Antes de la entrevista de trabajo y durante el proceso de selección, las empresas pueden echar un vistazo a tu historial en las redes sociales y hacerse una buena idea sobre ti, tus intereses, hobbies, ideales y valores. Resulta importante revisar tus cuentas y examinar con ojo crítico si lo que estas proyectando en ellas te beneficia o te perjudica ante una posible contratación laboral. Conoce por qué las redes sociales son tus aliadas en la bñusqueda de empleo.

Compaginar trabajo y estudios

Si eres estudiante y al final de todo el proceso de selección obtienes un puesto de trabajo, el siguiente paso será prepararte para poder combinar tu empleo con tu vida universitaria. Para llevar ambas de forma paralela y eficiente, descubre algunas claves para compaginar estudios y trabajo sin morir en el intento.  claves para compaginar-estudios-y-trabajo. sin morir en el intento.

Finalmente, s normal que quienes aspiran a un puesto de trabajo se sientan ansiosos en la entrevista laboral, especialmente si se trata de la primera. Después de todo, el profesional que disputa una vacante necesita hacerlo bien y mostrar su potencial para lograr la oportunidad deseada. A pesar de todas las mariposas en el estómago que puedas sentir al pensar en ello, si eres tú mismo durante la entrevista, te preparas y sigues los consejos de los expertos, tendrás todas las posibilidades de brillar y obtener ese trabajo con el que siempre has soñado.