La amistad es una relación afectiva entre las personas en la que existe confianza, ayuda mutua y comprensión. Si deseas saber cómo mantener relaciones de amistad saludables en la universidad, este artículo es para ti.

En un artículo publicado para la Universidad del Istmo de Panamá, el psicólogo Jorian Enciso, explica que durante la vida universitaria hay mayores oportunidades de formar amistades duraderas. Durante esta etapa de la vida las personas poseen más madurez que en el colegio y con ella la capacidad de discernir, dentro de un grupo, quienes pueden ser las personas más compatibles con su forma de ser.

¿Cómo hacer amigos en la universidad?

Para iniciar amistades en tu núcleo universitario, puedes echar mano a las siguientes ideas y recomendaciones:

  • Inscríbete en clubes estudiantiles.
  • Asiste a eventos sociales, deportivos, de voluntariado o de entretenimiento promovidos por tu instituto.
  • Relaciónate con diferentes personas, no solo de tu clase, sino también con las de otras secciones o de tu residencia de estudiantes.
  • Participa en grupos de estudio o proyectos académicos de extensión.

¿Cómo fortalecer tu amistad con otros ?

El psicólogo Arturo Torres en Psicología y Mente proporciona algunos consejos sobre cómo alimentar esas conexiones de amistad que has forjado. La idea es mantenerlas a lo largo del tiempo y que formen parte de tu vida:

  • Reserva tiempo para compartir momentos con ese amigo/a de forma regular.

A pesar del aprecio que exista, habrá la posibilidad de que esa relación se diluya a futuro si no se acumulan experiencias comunes que enriquezcan a ambas partes.

  • Ofrece tu apoyo.

Hazle saber a esa persona que no solo se está presente en las buenas, sino también en las situaciones difíciles de la vida.

  • Sé tú misma

La honestidad hace que esa persona realmente te conozca y además promueve una apertura sincera de su parte hacia ti.

  • Mantén el sentido del humor.

Cuando dos amigos pueden reírse juntos de los problemas, estos últimos se hacen más llevaderos y todo comienza a verse con una actitud más positiva.

  • No juzgues.

El respeto hacia la forma como el otro ve la vida genera un clima confortable para el desarrollo de una confianza mutua.

¿Cómo equilibrar amistades y estudios en la universidad?

Para fomentar relaciones sanas en la vida estudiantil es imprescindible contar con tiempo…  un recurso valioso pero escaso ya que los estudios y trabajos de clase ocupan gran parte de tus días. Y si además eres de los que estudian y trabajan, aún puede resultar más cuesta arriba. Pero enytonces ¿es posible mantener un equilibrio entre el disfrute junto a los amigos y los estudios y el trabajo? ¡Claro que sí!

Estas son algunas recomendaciones para mantener el equilibrio entre amistad y estudios o trabajo durante la etapa universitaria:

  1. Saber identificar lo que es realmente importante en un momento determinado te permitirá invertir más tiempo en ello y menos en lo que no lo sea. Hay momentos en los que el deber llama y es necesario tenerlo claro. Luego de finalizar esa tarea pendiente podremos descansar, relajarnos y divertirnos. Consulta aquí Cómo vencer la procrastinación
  2. No asumas compromisos que no puedas cumplir. Ser objetivos con el tiempo y aprender a decir “no” a aquello que definitivamente se sale de nuestro alcance es fundamental A veces queremos estar en dos lugares a la vez, o haciendo dos cosas totalmente incompatibles al mismo tiempo. Sabemos que no es posible y prometerlo solo te hará quedar mal con otras personas.
  3. Aumenta los niveles de energía. Una buena alimentación, ejercitarse con frecuencia y un sueño de calidad pueden hacer la diferencia. Las personas saludables tienden a cansarse menos y tener un mayor rendimiento al afrontar distintos compromisos diarios.
  4. Implementa buenas técnicas de estudio, ya que esto nos permite ser más eficientes en la gestión del tiempo. Al mejorar tu productividad y organizarte bien, puedes dedicar tiempo a otras actividades distintas al estudio y el trabajo, como practicar un pasatiempo o compartir con tus amigos.

La importancia de las habilidades sociales

Desarrollar competencias socioafectivas permite crear relaciones interpersonales. De hecho, la colaboración y la empatía son imprescindibles para estudiar y trabajar con éxito. Trabajar tu educación emocional es tan importante como memorizar o analizar cualquiera de las materias de tus asignaturas. Las competencias o habilidades sociales mejoran nuestra capacidad cognitiva y favorecen tu rendimiento académico. Y todo comienza con aprender a relacionarte con los demás.

La Clínica Mayo enumera algunos de los beneficios de tener amigos y saber relacionarse con otros:

  • Facilitar el logro de las metas, ya que existen intereses en común como otras personas.
  • Contribuir al bienestar y reducir el estrés, ya que los amigos por lo general acompañan en los buenos momentos y dan soporte en las adversidades.
  • Motivar para mejorar hábitos y estilo de vida en pro de la salud y bienestar
  • Disminuir la sensación de soledad, siendo esto más importante en aquellos que estudian lejos de casa.

Las amistades y las redes sociales en la universidad

Hoy por hoy el concepto de amistad está inevitablemente unido también a las facilidades que ofrece la tecnología. Las personas mantienen una relación con otros a través de las pantallas de los dispositivos. Ya sea porque se encuentren lejos unas de otras o bien por comodidad e inmediatez.

Después de lo vivido en nuestra sociedad durante la pandemia por Covid-19, la comunicación a través de lo digital se ha fortalecido y creado toda una nueva dinámica entre las personas.

Como todo, el uso de redes sociales puede ser beneficioso para las relaciones de amistad. Son una buena forma de participar y conectar con otros, de ponerse al día con próximos eventos y organizar la agenda con antelación, y mantener el contacto con aquellos amigos que se encuentran en otras ciudades o países.

Todo ello es posible siempre y cuando se haga un uso responsable y consciente de las redes sociales, entendiendo éstas como una herramienta que debe siempre aportar – no restar- a nuestro bienestar. Estudios recientes indican que las redes sociales, el uso de dispositivos móviles y el tiempo que los estudiantes universitarios dedican a navegar por Internet impactan su rendimiento académico, así como en su salud mental, en especial en su autoestima.   Por todo ello es esencial estar atentos al buen uso que se le da a estas herramientas y recursos tecnológicos.

Hacer amigos y mantenerlos durante la etapa universitaria es una experiencia inolvidable repleta de momentos compartidos. Estas relaciones definitivamente hacen más llevaderas las dificultades pero además proporcionan grandes satisfacciones. Por eso bien dicen ¡el que tiene un amigo tiene un tesoro!