¿Conoces el método Marie Kondo para estudiantes?  Esta joven japonesa de rostro amigable impulsa una revolución en la que organizar y mantener el orden es la premisa. Para ella el truco es deshacerse de todo aquello que no nos hace felices, tanto en nuestra vida como en el lugar donde vivimos. Sobre todo si somos parte de una residencia universitaria. Pero vamos a lo que vamos: la mejor noticia es que podemos incrementar nuestro éxito en los estudios con el método Marie Kondo para estudiantes ¡a que mola!

En realidad, su método no tiene nada que ver con estar horas tirando cosas y ordenar. Más bien su filosofía invita a reflexionar sobre cómo queremos vivir la vida. Por algo se convirtió en un fenómeno de las ventas en 2014 y en Times la consideraron una de las 100 personas más influyentes del mundo.

Si estás estudiando podrías pensar ¿de qué va esto? Pero el método de Marie Kondo puede aplicarse perfectamente a la vida universitaria para alcanzar mejores resultados en los estudios. A continuación algunos útiles consejos para estudiantes que como tú comienzan en pocas semanas un nuevo año académico.

  1. Comienza bien

Ya lo has escuchado y nos viene como anillo al dedo. La clave está en un buen inicio. Estar motivado desde el comienzo y ponernos con los temas o asignaturas más complicadas permitirá que tus horas de estudio no pasen en vano. Empezar por lo difícil evitará que caigas en distracciones pues requiere de una mayor atención y energía de tu parte.

  1. Da a cada cosa su lugar

Ahora que recién te has mudado a Sevilla y que has tenido que deshacer tus maletas, este es el mejor consejo que puede llegar a tu vida. En tu nueva habitación de la Residencia universitaria Sagrado Corazón asegúrate de que cada objeto tiene su lugar. Marie Kondo recomienda juntar objetos con usos similares, pero también hacerlo si poseen el mismo tamaño. Colocar en un mismo cajón los objetos pequeños de uso diario te ayudará a no perderlos y a saber siempre donde estarán.

Una forma de ordenar de forma efectiva es apilar los objetos similares, como amontonar la ropa en la cama para ordenarla por categorías y luego darles un lugar. Ciertamente, al principio todo parecerá un caos pero luego todo mejorará para bien de los próximos meses. Evitarás perder tiempo en buscar entre el desorden y nunca llegarás tarde por no encontrar alguna de tus libretas o tu camisa favorita.

  1. Ordena por categorías

Marie Kondo aconseja que evitemos ordenar por ubicaciones, es decir, guardando las cosas por lugares. Cuando se ordena cada lugar por separado se tiende a repetir el mismo trabajo en muchos espacios, algo que genera aburrimiento y no es para nada práctico.

El método Marie Kondo para estudiantes también aplica a los apuntes. Pueden ser muy completos pero encontrarse fragmentados en distintas fuentes como libros, cuadernos y guías diferentes. Si logramos reunir la información sobre el tema independientemente de las fuentes de información, seremos más eficientes a la hora de estudiar y repasar con más tiempo para disfrutar.

De esta manera, al organizar tus estudios por tema tendrás las definiciones, conceptos y estructura consolidados.  Son muchos los beneficios que se obtienen al lograr este nivel de eficiencia:

  • Conocer exactamente el volumen del tema o materia a estudiar.
  • Disminuir la probabilidad de estudiar temas incompletos.
  • Mejorar la memorización del contenido.
  • Evitar las contradicciones en los conceptos y explicaciones.
  1. Deshazte de lo que no te haga feliz

Puede parecer extraño pero acumulamos mucha información que no nos sirve realmente para estudiar y que está mal estructurada. Pero sobre todo almacenamos los apuntes de estudios anteriores e incluso de otros años de la misma carrera que para sernos sinceros jamás vamos a volver a revisar.

Pero quizás no hay nada que haga más infeliz a un estudiante que tener un montón de bolígrafos que no tienen tinta o no escriben bien. Y de subrayadores, rotuladores y carpetas sombrías que deprimen hasta al gato. Tíralos, dónalos, regálalos o véndelos en Wallapop y compra material que te permita estudiar de forma eficiente y feliz.

  1. Organiza tus cosas por el uso que le das

Si el próximo examen es de Cálculo y no de Inglés, pues el libro y los apuntes de Cálculo deben estar a la mano en tu escritorio, no los de Inglés. Es algo que apela al sentido común que es el menos común de los sentidos. En un momento de stress no estamos para buscar apuntes que están debajo de toda la pila de libros de la carrera o en el bolso del paseo del fin de semana. Tenerlos ordenados y en lugares accesibles nos ahorrará muchos dolores de cabeza y pesadillas a medianoche.

  1. Cambia tu forma de pensar para transformar tus hábitos

Lo más importante con lo que podemos contar es cambiar nuestros pensamientos. Debemos identificar si nuestra forma de pensar nos ayuda o es un obstáculo para nuestro éxito. Esta es también una forma de ordenar nuestra mente y tratar de deshacerse de aquellos pensamientos de derrota o pereza que muchas veces se interponen en nuestro camino como estudiantes. El método Marie Kondo para estudiantes también nos invita a dar el primer paso, no debemos detenernos, descansar o abandonar. Llegarán momentos complicados pero siempre es posible buscar una forma de superarlos y seguir adelante. ¡Mucha suerte!